Desde 1988, cada 30 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Seguridad de la Información, para generar conciencia sobre la importancia de su protección en los sistemas en los que obra.


Todas las personas en el mundo, para evitar los contagios de COVID-19, hemos permanecido lo más posible en aislamiento, lo cual ha llevado a desarrollar gran parte de nuestras tareas en el espacio digital.


De acuerdo con el Estudio de Cloud Computing en México 2020, del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la contingencia sanitaria ha dado lugar a cambios en nuestros hábitos, por ejemplo, el home office aumentó el consumo de aplicaciones de video conferencia en un 230%; Skype creció en 650% al tercer día de la cuarentena, y Webex y Zoom en un 430%; asimismo, otros consumos por streaming para entretenimiento (Flow, Netflix o Youtube) tuvieron un incremento de 20%.


Ante este escenario, la adopción de servicios en la nube ha cobrado relevancia, al facilitar las actividades de quienes pueden realizar sus tareas a distancia.


El cómputo en la nube (cloud computing) se refiere a servicios prestados por medio de internet, bajo demanda del usuario y desde una ubicación remota. Este concepto describe una red mundial de servidores remotos, que están conectados para funcionar como un único ecosistema, diseñado para almacenar y administrar datos, ejecutar aplicaciones, y entregar contenidos o servicios.


En el citado estudio del IFT, se destaca que la nube, las redes de fibra óptica y las tecnologías que habiliten los servicios de alta velocidad, serán los tres factores que permitan materializar la transformación digital y la implementación de nuevas tecnologías, como la red 5G, el Internet de las cosas y la Inteligencia Artificial.


En ese sentido, la Agencia de la Unión Europea para la Ciberseguridad (ENISA) ha considerado que para que la computación en la nube logre todo su potencial debe garantizar la seguridad de la información, que implica tener la capacidad de proteger los activos sin importar su forma o medio en el que se encuentren, a través de medidas técnicas y organizativas orientadas a preservar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información.


La Ley de Archivos de la Ciudad México, publicada en noviembre de este año, en concordancia con la legislación general en la materia, posibilita que las instituciones gestionen documentos de archivo electrónicos en un servicio de nube, que permita establecer altos controles de seguridad y privacidad de datos.


Para enfrenar los problemas de seguridad asociados con la computación en la nube, como la pérdida, alteración o filtración de información, es necesario que los proveedores aseguren que la infraestructura tenga blindajes suficientes, y que los usuarios fortalezcan los métodos de autenticación.


Algunas medidas de seguridad a tener presentes para hacer un uso de la nube de forma confiable son, por ejemplo, elegir contraseñas difíciles de adivinar, descargar aplicaciones y actualizaciones de sitios verificables, cifrar datos y analizar vulnerabilidades que permitan identificar debilidades en puntos susceptibles a ataques maliciosos.


Como afirmara el economista Muhammad Yunus “la tecnología es importante, pero lo único que realmente importa es qué hacemos con ella”. Si bien el cómputo en la nube permitirá almacenar grandes cantidades de datos en muy poco espacio, en vez de invertir en estantes para su conservación en físico; también es cierto que es fundamental cuidarlos en el tiempo, para lo cual se requiere contar con políticas de seguridad de la información que involucren a reguladores, proveedores y usuarios.


Fuente:

"Seguridad de la información: del estante a la nube", Columna Brújula de Ideas, El Semanario Sin Límites, 01 de diciembre de 2020, disponible en:
https://elsemanario.com/opinion/seguridad-de-la-informacion-del-est...

Vistas: 33

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Marina A San Martín Rebolloso el diciembre 14, 2020 a las 8:54am
Muchas gracias por compartir querida Andrea!! Sirve lo que comentas a todas.
Comentario de Andrea Collazo el diciembre 14, 2020 a las 8:50am

Hola Marina,

yo me muevo permanentemente en el online, y tengo todos mis archivos en la nube, y me encanta la flexibilidad que este sistema me brinda.

Soy muy cuidadosa con la seguridad, cuento con software de protección, solo trabajo con herramientas reconocidas y confiables, genero contraseñas hiperseguras, las resguardo en llaveros digitales y soy consciente de que somos parte activa , cada uno de nosotros como usuarios, de mantener las seguridad de los datos.

Como formadora de nuevas tecnologías, si estoy explicando alguna herramienta en la nube, preparo un apartado especial para hablar de la responsabilidad como usuarios.. de las contraseñas seguras y de las medidas a tomar cuando se accede a información en la nube.

Los avances tecnológicos  se seguirán sucediendo, pero hay mucha gente que no es consciente y dejan sus datos un poco a la buena de Dios.

Yo seguiré con mi cruzada...jeje y siempre que puedo hablo sobre este tema con mis alumnos y no veas "las perlitas de inseguridad" que me comentan jeje

A seguir predicando.

Saludos

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Sigamos conversando en nuestras redes sociales!

 



Miembros

© 2021   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio