El jueves 4 de mayo amanecimos con una noticia impactante, en el campus de la UNAM apareció el cuerpo de una mujer asesinada, su cuerpo estaba atado a una caseta de teléfonos, no había identificación que ayudara a saber quién era. 

El tema no era para menos, transgredir de esa forma la autonomía de una casa de estudios, de un recinto de formación, el cuerpo encontrado esa madrugada era el ejemplo de la insistencia que hacemos y por el que nos llaman exageradas “nos están asesinando”, pero el tema no quedo ahí, como avanzaron las horas apareció el novio quién identifico a la joven y entonces la procuraduría pudo hacer “su chamba”.

Bajo el hashtag #InformaPGJ la Procuraduría de la Ciudad de México informó mediante mensajes de twitter que “el día de los hechos, la pareja se reunió con varios amigos en CU, donde estuvieron alcoholizándose y drogándose” y varios tweets que nos explicaron que vivía con su novio, que ya no estudiaba y debía materias. (los tweets fueron borrados, pero fue demasiado tarde)

¿En qué momento una investigación requiere saber si tenía o no novio?, ¿en qué momento una averiguación previa necesita conocer cuantas materias reprobó?, los medios de comunicación retomaron –erróneamente- la información y entonces todo se derramo el vaso de agua. (Cabe destacar que algunos medios bajaron la información y pidieron disculpas)

El hashtag #SiMeMatan inicio como un movimiento para visibilizar lo irónico, lo cómico, lo inverosímil que se leen los pretextos cuando una mujer aparece asesinada y que son utilizados para criminalizar a la víctima, pero no al victimario.

“Quiero que los medios y las autoridades sepan que no nos interesa revictimizar a Lesby, que les vamos a exigir información relevante y resultados. Que ninguna mujer es perfecta pero que todas merecemos justicia y seguridad”. María José E.H

El uso del lenguaje es violento, primero tenemos que saber diferenciar que si una mujer aparece en un campus universitario amarrada a la caseta de teléfono, no se “murió”, la mataron, es decir “la asesinaron”.

El asesinato es un delitono un pretexto para iniciar una investigación de su vida, no la asesinaron por beber o pasear perros.

 

Hago dibujitos

 

Dentro de la cultura de la violencia a las mujeres, es más fácil victimizarla, es decir ella se lo busco, ella por andar, vestir, decir, tomar, actuar se buscó que la asesinara. Recordemos casos como las chicas que viajaban solas por Ecuador o la estudiante en Aguascalientes que fue violada en una fiesta. 

¿Qué queríamos entonces que nos dijera la procuraduría?, los avances de la investigación, sospechosos, modus operandi, hora y lugar o ¿solo fueron a sembrar el cuerpo en la universidad?, ¿Cuál es la línea de investigación?, sospechosos, detenidos, eso querríamos saber, esa información debían saber los medios, no si tenía novio o no. 

El tweet se hizo tendencia, nos sumamos al movimiento, fue desgarrador leer los 140 caracteres, dicen que “entre risa y risa” la verdad se asoma, frases como #SiMeMatan dirán que la culpa fue mía, por ser mujer. No importa que haga o deje de hacer. La culpa será mía”

“Todas sabemos por qué nos van a matar. Todas sabemos que las razones son la misma: que somos mujeres. Siempre que un nuevo feminicidio moja prensa escuchamos las mismas excusas y resulta imposible no identificarse: cada mujer muerta es una advertencia para las demás.” Catalina Ruiz-navarro

Detrás de cada tweed hay una mujer que está escribiendo con enojo y mucho coraje porque sabemos que cualquiera de nosotras puede ser Lesby, cualquiera de nosotras podemos ser esa de la que indaguen nuestra vida y la ofrezcan en charola de plata a la sociedad para que juzgue si es o no correcta nuestra vida.

Para el medio día del viernes:

“Competencias por ver quién dice la peor idiotez. #SiMeMatan”,
#SiMeMatan Pues me mataron y ya a la verga, que más puedo hacer yo muerto?”, “#SiMeMatan . Hashtag promocionado por su activista [individuo egoísta que busca la atención para sí y no para una causa] favorito. Baia”
#SiMeMatan no pasará nada, no harán hashtag ni marchas, nadie se alzará pidiendo justicia. Porque tengo pene: seré víctima de 2da categoría.”

 

Cuando publique el hashtag en mi facebook, esto paso: Por feminaca”, “claro”, “Y esas chiquifaldas jajaja”, “Chequeteta!”, “Y la sonrisa cautivadora fiu fiu”, “#SimeMatan dirán que fue mi culpa, por echarle carreta a Angélica Contreras !”

 

Otros dijeron que el hashtag no ayuda en nada, otros dijeron que era como leer la Tribuna libre donde los hombres se les adjudica su muerte por una u otra razón “borracho muere” “drogadicto asesinado”.

Una vez más salieron los hombres a decirnos cómo se supone que deberíamos de manifestarnos, a decirnos una vez más que nuestro movimiento está sobrevalorado y que una vez más ellos tienen la razón por que nosotras debemos de hacer, practicar y ejecutar un feminismo que no atente contra nada ni nadie, pero las prácticas machistas jamás se han preocupado por eso.

Esperen un momento, ¿en serio?, ¿también tenemos que hacer un feminismo que les convenga?, ¿desde cuándo los movimiento sociales buscan “quedar bien” con los opresores?.

La respuesta es sencilla, el feminismo siempre ha sido un movimiento incomodo, por que nosotras estamos haciendo algo que todo ser humano debería de hacer: luchar por un trato igualitario, digno, sin violencia y denunciar todo caso de acoso y violencia.

Pero se burlan, se lo toman a juego y nos dicen “a los hombres también nos matan”. 

¿En serio?.

Estefanía Vela explica en su muro: 

Y dado que la violencia que más les afecta a ustedes es distinta a la que más le afecta a las mujeres, si queremos que la de las mujeres se visibilice, la tenemos que nombrar de manera específica.(Porque ustedes son el default.)Nadie pide que se deje de hablar de la Guerra contra las drogas. Nadie pide que se deje de hablar de los costos de la militarización del país. Nadie pide que se deje de hablar de toooooda la violencia que les afecta a ustedes. Lo que se pide es que se vean otras violencias distintas que no caben bajo el manto supuestamente universal del concepto de la "violencia". Así sin calificativos.No pidan que se deje de hablar de la violencia que desproporcionadamente afecta a las mujeres. No jodan.

 

¿Por qué nombramos la violencia a la mujer?, porque tenemos que hacerlo, porque detrás de cada acto de violencia hubo antes acoso, violación, tortura, por que dejar el cuerpo de una mujer abandonado no es que muriera por amor o por enfermedad en su casa rodeada por los hijos, es porque la violencia que esta asesinando a las mujeres en México es el punto final a un problema social muy grave que estamos evitando con todos estos pretextos y que además después del asesinato se revictimiza.

Aquí lo que les hace daño a las mujeres y al feminismo: el machismo. Es el enemigo que no pidieron tener. Es de sentido común que mientras el feminismo pudiera tener aspectos criticables, el machismo es criticable per se y completito. Es de sentido común que la violencia en un grito de desespero y autodefensa es menos preocupante que la violencia de facto que lo originó. Alejandro Vázquez Zuñiga 

Y lo vamos a tener que explicar una y otra vez, toda persona que es asesinada merece justicia, merece que su caso no sea archivado, pero los casos de las mujeres no es que sean especiales, es que desde que tratan este tipo de casos ya llevan la etiqueta de estereotipo “es mujer”, por lo tanto siempre seremos victimas aún después de la muerte.

El 5 de mayo, se escribió una nueva historia de mucho dolor en la UNAM, mujeres tomaron los pasillos y marcharon contra la violencia a las mujeres, contra el feminicidio de Lesby, y casos de acoso que viven alumnas y profesora, sororidad a las compañeras que se manifestaron, no importa que digan que las marchas están sobrevaloradas, las marchas son una forma de libertad de expresión que las mujeres hemos tomado para no callar más.

Si me matan, acosan, violan y etc. todo será peor por qué soy mujer, pero eso no nos detiene, seguiremos exponiendo, gritando y movilizando por esta causa, creo que merecemos una vida libre de cualquier tipo de violencia y por qué se que las mujeres nos seguiremos organizando para denunciar el machismo en la sociedad.

 

Nota:Hace más de un año escribí para el libro “Del inconveniente de haber nacido en México” el capítulo “El día que me asesinen” , quien iba a decir que ese texto sería tan real…

 

Vistas: 19

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Angie Contreras

Carta de mi (ex) acosador, segunda parte

“Hay noches que aún vives en mis sueños”, me escribió y no conteste. Esa mañana había atendido…Ver más
ayer
Entrada de blog de Mariela Sanchez

3 Hábitos que impedirán que olvides a tu ex

Mariela Sánchez, escritora, coach especializada en mujeres, creadora de …Ver más
Sábado
La entrada de blog de Mujeres Construyendo se mostró en una publicación
May 18
Entrada de blog de Mujeres Construyendo
May 18

© 2017   Creada por Claudia Calvin Venero.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio