Estaba viendo un programa de televisión llamado Murdoch mysteries, es una serie de un investigador con cuestiones románticas, su compañera es una médica forense (Helen Joy), la peculiaridad es que la serie de época, fechada en 1890 y por si fuera poco, investigan a una asesinaA serial. Si, es momento de cuestionarnos. Es evidente que como mujeres hemos avanzado en este momento histórico, pero también debemos destacar que seguimos siendo mucho mejores ciudadanas que la mayoría de los hombres, somos mucho más respetuosas de la ley, baste solo ver los indicadores de seguros automovilísticos, ni que decir de los indicadores de mujeres delincuentes (muy por debajo de los hombres) y la bien ganada fama que tenemos de ser anticorruptibles.

El ser mujer es un verdadero privilegio, no solo somos las únicas que sabemos lo que es cargar a otro ser humano y aquí hablo literal y emotivamente; somos más empáticas y definitivamente somos multidisciplinarias y realizamos un sinfín de roles, podemos ser jefas, pero seguimos haciendo cargo de la casa y los hijos (no se en esto si nos conviene trabajar tanto), pero es también un reto, pues hoy en el siglo 21 seguimos siendo consideradas objeto, recibimos ácidos en la India si no queremos al hombre que nos escogió, allí también morimos por gas, cuando nuestra alma se siente muerta. En muchos paises se nos escoge esposo y entrega a ellos como niñas, en otros se nos denigra biologíca y psícologicamene. En México a pesar de ser mayoría somos la fuerza laboral media, pero en altos cargos los hombres son la totalidad del quorum. Es necesario es destacar como la burca a nivel mundial está tomando relevancia, pese a que inclusive varias mujeres y hombres han determinado que el Corán no la considera importante o parte de la religión Musulmana. En Turquí se prohibe reírse (no vaya a ser que el pobre hombre -inimputable- se sienta conquistado y esta "moda" esta llegando a los paises de habla inglesa y a toda Europa. En muchos otros países se nos prohibe estudiar. En Canadá y EE.UU., las mujeres cambian su apellido por el del hombre al casarse y podría seguir por horas, pero quizás lo que conviene decir es que en medio de un mundo que parece contradecirnos nos las hemos ingeniado por hacernos presentes y continuar. ¡Vivan las mujeres y también los hombres que no nos temen!

Vistas: 110

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

La entrada de blog de Mujeres Construyendo se mostró en una publicación
Hace 52 minutos
Coach Leticia López Vázquez publicó videos
Hace 4 horas
La entrada de blog de Angie Contreras se mostró en una publicación

Ser niña jamás sea una limitante

El sector de la tecnología se caracteriza por la falta de diversidad de género en todos sus…Ver más
Hace 9 horas
Entrada de blog de Mujeres Construyendo
Hace 9 horas

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio