Cuando estás en conversaciones con otras personas, y utilizas demasiados modismos o “slang” cómo se dice en inglés, puede afectar tu imagen profesional y lo que otros perciben de ti.  En los negocios, es importante saber cómo comportarte y así como utilizas tu caja de herramientas y sólo sacas un martillo cuando vas a colgar un cuadro, también debes saber cuándo utilizar ciertas palabras o modismos y dónde no.

Imagina que estás en una junta de consejo y por creer que te sientes cómodo y puedas estar a la altura de los demás, usas todos esos modismos y palabras coloquiales con el fin de hacer empatía con otros. En realidad, fuera de adaptarte, te estas alienando de los demás, por que hay situaciones en que debes demostrar tu seriedad.  En una ocasión, fui a una conferencia con una directora  que trabajaba en un corporativo dónde predominaban los hombres.  Dijo que poco a poco, empezó a utilizar las mismas palabras que utilizaban ellos  para comunicarse, esto con el fin de adaptarse y que la vieran como un igual.

El problema fue que no la veían como otra igual, por ser mujer, se veía fuera de lugar, no se veía que le quedara bien hablar así. Esto sólo hizo  que perdiera credibilidad y que no pareciera sincera.  Las personas se hacen criterios de qué pueden esperar de ti y qué tan confiable eres y mucho tiene que ver en tu forma de expresarte, inclusive en la palabra escrita. Hay que saber cuando es correcto usar palabras tan coloquiales y cuando expresarte con más seriedad.

La etiqueta en los negocios, permite que le hagas la vida más fácil y agradable a quién tienes al lado.  Usar palabras inapropiadas, puede incomodar a otros y debilitar las relaciones. Ya seas hombre o mujer, es importante que tengas cuidado en el como te expresas y dónde.  El respeto que tienes hacia otros y la imagen que quieres proyectar, se ve afectada en tu forma de comunicarte. No te relajes demasiado y cuida tu mensaje personal usando una comunicación que sea recibida bien por todos. Ve adaptando tu lenguaje y deja los modismos a un lado para que siempre te vean como un profesional responsable.

Ale Marroquín, es consultor en imagen y protocolo de negocios. Certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen (AICI) como FLC (First Level Certificate). Con casi 20 años de experiencia en áreas de ventas y relaciones con clientes, Ale Marroquín, asesora a las personas para transformar sus habilidades en áreas de comunicación, liderazgo, comportamiento, actitud y apariencia profesional. Acelerando el potencial de las personas. www.alemarroquin.com twitter @a_marroquin www.alemarroquin.com

Vistas: 108

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio