Hoy he sentido las ganas de escribir una reflexión sobre la Perfección.
Porque muchas veces no nos atrevemos a hacer algo hasta no sentirnos preparados, porque deseamos tenerlo todo bajo control y así asegurarnos de que obtenemos el resultado esperado, o al menos eso es lo que pensamos que ocurrirá si lo tenemos todo "atado".

A veces el hecho de sabernos "no-perfectos" nos puede hacer sentir inseguros, podemos incluso dudar de nuestra valía, de nuestra capacidad para lograr algo, para desarrollarlo... 

Al final nos encontramos buscando la seguridad, la certeza, las garantías...

¿Sabes lo que pasa? Que la vida, en su inmensa e infinita Sabiduría nos hizo "Perfectos seres Imperfectos". Nuestra No-perfección NO es cuestión defectuosa, sino la oportunidad de mejorar.

Imagínate que naciéramos siendo perfectos y sin visos de poder crecer o de conseguir algo mejor de lo que ya tenemos. ¡¡Qué triste, sombría y predecible sería la existencia!!

La búsqueda de seguridad y garantías es apego a lo conocido, a la zona de confort. No hay evolución posible y te estanca en una mentalidad de pobreza, de desmerecimiento, de inseguridad.

A veces nos sentimos imperfectos o defectuosos cuando nos comparamos con los demás, porque únicamente vemos lo que nos hace diferentes, lo que nos falta, o lo que creemos que nos sobra... Compararnos con los demás es una vía que si algo puede asegurarnos es sufrimiento y duda.

Pero cuando te ves a ti mismo como un "perfecto ser imperfecto" y te abres a lo desconocido, a lo nuevo e inexplorado que hay en ti, cuando te atreves a salir de tu zona de confort y a darte la oportunidad de ser más grande y capaz de lo que ya sabes que eres... Sólo cuando te atreves a alejarte lo suficiente de lo conocido como para perder de vista todo aquello que te sirve de apoyo y seguridad, puedes conquistar el otro lado del mundo.

Cuando eres capaz de verte en todo tu esplendor y tus diferencias como virtudes, como dones y oportunidades de hacer algo diferente y único, de expresar tus talentos...
Aceptar tu "perfecto ser imperfecto" despierta la mentalidad de riqueza, de abundancia y gratitud. Cuando ves en tus imperfecciones, pequeñas y grandes oportunidades de crecer, de evolucionar, de agrandar todo tu ser y embellecer tu vida... comienzas a amarte a ti mismo de una manera diferente y más auténtica.

Cuando te das permiso para ser imperfecto... todo cambia, ya no hay errores ni equivocaciones, solo aprendizaje.

Solamente tú puedes decidir cómo quieres verte: si como un patito feo, o ¡¡como el cisne bello y grandioso que eres!!

Ahora te dejo una reflexión para ti:

- ¿Cuáles de tus perfectas imperfecciones comenzarás hoy a amar de ti mismo?
- ¿Qué oportunidades te están brindando?
- ¿Cómo piensas que pueden ayudarte a ser mejor de lo que eras hasta ahora mismo?

Espero que te haya sido útil esta reflexión.
Me encantaría saber tus comentarios!!


Isabel Cortés del Valle

Vistas: 156

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Nadia Contreras
Hace 14 horas
Entrada de blog de GABRIELA OLIVERA FLORES

La Mujer y la Tecnología

La Mujer y la TecnologíaUno de los desafíos de la Mujer no es aprender a usar la tecnología, que…Ver más
ayer
Calavera Azucarada comentó sobre la publicación en el blog Presentándote de Mujeres Construyendo
"Hola me hago llamar Calavera Azucarada, gracias por aceptarme y espero que podamos encontrar,…"
ayer
Entrada de blog de Cynthia Aguilar
Lunes

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio