Cuando me imaginaba siendo mamá, soñaba con ser una de esas personas que aparecen en los comerciales de productos para bebés, en donde se visualizan mujeres con enormes sonrisas, que tienen completamente todo bajo control y que pareciera que nunca pierden la paciencia. Hoy después de un año de estar en esto de la maternidad me puedo decir a mi misma "ILUSA".

Creo que la mamá perfecta no existe, todas perdemos los estribos, nos enfurecemos, cometemos errores, lloramos a escondidas y queremos salir corriendo a tomar un poco de aire, despejarnos y volver a nuestra pequeña trinchera.

He de admitir que hoy casi pierdo la paciencia, el cansancio, la falta de sueño y la irritabilidad de mi pequeño casi acaban conmigo. A veces pienso que los hijos deberían de venir con un manual incluido, así no tendríamos que ir a prueba y error con ellos. Pero pues la realidad es otra, no sabemos nada y vamos aprendiendo en el camino, con sus altos y sus bajos. Eso si he de decir que a estas horas de la noche, cuando solo mamá está despierta y después de ver en retrospectiva mi actitud, me siento pésima conmigo misma, así que solo pienso que mi mantra de esta semana se concentrará en "PACIENCIA".

Para esperar a que duerma toda la noche, paciencia. Para que juegue, paciencia, Para que sepa acomodar sus juguetes, paciencia. Para calmarlo, paciencia.

Gracia pequeño por enseñarme a ser paciente.

Vistas: 192

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio