El optimismo es un concepto muy maltratado.  No se trata de ver la vida de color de rosa, de que nada nos afecte. No es  ilusorio y no se trata de sólo ver lo bueno de las cosas, olvidando de lado el  amargo. El optimismo no es una manera pasiva de aceptar las cosas.

El optimismo es una actitud, una manera de ver al mundo esté como esté, pero con la confianza de que éste mundo puede mejorar. No niega la realidad, acepta la realidad, pero elige al optimismo como actitud para vivirlo. Elige, conciente e inconcientemente, comportamientos destinados a que efectivamente las cosas mejoren.

Es una actitud de acción. No hay pretextos. Hay que actuar para mejorar. Los peros son el mayor freno a la acción, por ello hay que vencerlos y simplemente HACER. El optimista cree que las cosas pueden mejorar, por eso HACE y GENERA COMPORTAMIENTOS presentes para asegurar mayor felicidad en el futuro. Es una actitud de acción y de cambio. El optimismo impulsa el cambio en sí mimo para promover el cambio en el mundo.

El optimismo o es una obligación ética. Si asumes que la situación no puede mejorar, frenas las acciones para mejorarlo y negarás que otros puedan mejorar su situación. Por ello se dice que el optimismo es contagioso. Contagia y déjate contagiar por los optimistas.

Recuerda que el optimismo no es una cualidad, sin no una posición para enfrentar la vida. Una posición que puedes aprender, ensayar, mejorar. Tú la eliges.  No dejes que nadie decida por ti. Tú eliges!

Carlos Hernández. Dos abrazos.

Abstract Clau Jimhttp://youtu.be/4SnJjLc7-0E

Recomiendo saber más de Optimismo leyendo a  Martin Seligman:

SELIGMAN, Martin. Aprenda Optimismo.  Ed. Grijalbo 

 

Vistas: 161

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio