Muchas personas siguen pensando que la esclavitud es un concepto histórico pero no es así. Las condiciones de explotación en muchas de sus modalidades, específicamente en el ámbito laboral no se han eliminado al día de hoy.

 

Es cierto que la esclavitud ha existido desde años milenarios. Existió por ejemplo en la antigua Grecia y durante la Edad Media. También los Mongoles esclavizaban a los locales Han de China cuando invadieron su país y los imperios (otomano, español, inglés, belga, francés y portugués) tenían esclavos desde entonces. Hoy en día la situación solamente se ha modernizado, más no se 

ha eliminado. Personas que trabajan en los campos agrícolas, en las maquilas y en la industria textil entre otras industrias, siguen trabajando en condiciones de explotación, lo que llamamos la esclavitud moderna o trata de seres humanos.

Desde el año 2000 varias Convenciones y Protocolos internacionales, así como Leyes nacionales se han publicado para poder prevenir, identificar, asistir, proteger, procurar justicia y reintegrar víctimas en el mundo. No obstante, en estos últimos años noto dos cifras interesantes que van a la alza: por un lado, hay un aumento en el número de sentencias, tanto condenatorias como absolutorias; y por otro, las estimaciones sobre probables víctimas de trata también han aumentado. Esto quiere decir que a pesar de la existencia de un marco legal, los esfuerzos no son suficientes.

 

Ahora bien. Sabemos que la trata de seres humanos está relacionada con el narcotráfico, con la impunidad y con la corrupción entre muchos otros problemas sociales. Es aquí en donde debemos de cambiar de giro para erradicarlo: necesitamos seguir el dinero. Desde el sector privado, hay algunas iniciativas interesantes están trabajando para seguir la rutas económicas que podrían indicar signos de trata. La huella financiera de los criminales es evidencia pura y debería ser utilizada para detenerlos, pues los datos son clave para prevenir, desde explotación sexual hasta el trabajo forzado, pasando por todas sus modalidades.

 

Ya existen iniciativas en este tema. Las nuevas leyes tanto francesas como australianas exigen a las compañías que reporten todas sus acciones para rastrear la esclavitud moderna. Igualmente las están observando, desde una óptica fiscal, a las que trabajan bajo un sistema de cadena de proveedores. Ejemplos de esto son C&A, Adidas, Walmart, y más que pueden ver en la página de AGAPE. Este método ya está dando resultados. Asimismo, en el marco de responsabilidad social, algunas empresas están trabajando para asegurar que esto no suceda dentro de ellas mismas y brindar ejemplo a su competencia. Esta es una relación ganar-ganar:  además de ayudar a erradicar la trata de seres humanos, aumentan sus ganancias por la buena imagen que dan a sus clientes al ser una empresa socialmente responsable. Esperemos que las empresas mexicanas se sumen a estas iniciativas. Estaremos atentos.

@flaguers

Vistas: 20

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Icono del perfilmelissa angela flor, Georgina Alejandra Peraza Barrer y Luz María Cruz Ledesma se unieron a Mujeres Construyendo
Hace 20 horas
Angie Contreras comentó sobre la publicación en el blog Las sin nombre, vivas nos queremos de Angie Contreras
"Gracias Mariela!!!!"
Hace 20 horas
Diana Rojo comentó sobre la publicación en el blog ¡EL MARAVILLOSO PODER DEL AMOR! de Diana Rojo
"Gracias! Un abrazo de vuelta! :)"
ayer
Mariela Sanchez comentó sobre la publicación en el blog Las sin nombre, vivas nos queremos de Angie Contreras
"Impactante, gracias por compartir. Datos que deben hacernos reflexionar. Te incluí en mi…"
ayer

© 2017   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio