Cómo no estar aquí de remojo, estrenando esta maravillosa nueva presentación, tan bonita a la vista, tan moderna y fácil de manejar. Para variar tuve que pedir una ayudita a mi maestra personal (la hija que está cerca), pues aún cuando lo he vencido muchísimo, el miedo a errar en las teclas subsiste.

     Saludo y felicito a Claudia por este logro más de su Mujeres Construyendo, pues paso a paso va siempre adelante en su camino. Recibe un fuerte abrazo de mi parte.

    

     Siento tan amplio el espacio para escribir que estoy dudando si podré llenarlo a satisfacción, pues la musa anda un poco errante, va y viene sin previo aviso, y me trae desconcertada. Ya tuve que pararme a tomar un vaso de agua, luego asomarme a la ventana, no sé si a verla llegar ó solo ver coches y transeúntes.  

    

    No sé si van a creerlo, pues acabo de descubrir que lo que tenía no era divagación, era hambre;  ya que acabo de tomar un tentempíe y estoy ya aquí, escribiendo, muy reconfortada.

    

     Este empiezo de 2012 lo he sentido distinto a otros principios de año, bueno es claro que todos son iguales, en cuanto a que solo hay que dar un paso de la noche vieja a la mañana nueva, pero otras veces ha traído una sensación de que se va a lograr una renovación, una liviandad porque se dejarán atrás bagajes innecesarios e inútiles. Y me he preguntado si no sería por que ya en 2011 tiré a la papelera ó a spam todo eso que estorbaba y dí ese paso "ligera de equipaje". En este momento, al escribirlo, estoy convencida de que así fué y me siento más contenta.

      

     Desde hace unos meses ando con un fuerte deseo de cambiar el estilo de mi casa actual a otro, totalmente disímbolo; me encantaría cambiarlo al estilo minimalista, pero me está resultando difícil, pues cómo hacer que no existan ochenta y dos recuerdos, grandes y pequeños, que dan sentido a una vida. 

    

     Pareciera una tarea enorme, pero me la estoy tomando con calma y emulando a Claudia, voy paso a paso, un día un cajón, otro día otro haciendo escombro y así algo conseguiré, tal vez un estilo término medio que no sea ni muy, muy ni tan, tan.

      

     Sin querer queriendo, estoy llegando al final de esta carta -así la siento- pero en mi mente sigue la pregunta de qué nos deparará este año. El panorama en este mi México querido me inquieta y preocupa. Tengo que sentirme más optimista, más positiva para mandar buena energía, buena vibra (como dicen los jóvenes) pues eso generará mejoría y ayuda. Invito a quién me lea  a hacer lo mismo. Algo se alcanzará.  

Vistas: 72

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Post de Red Nacional de Refugios AC
Hace 4 horas
Red Nacional de Refugios AC publicó un video

Nana Mendoza en nuestro primer concierto con causa

Durante todos los momentos que hemos compartido de nuestro primer concierto con causa “Voces por una vida libre de violencias para todas las mujeres”, hemos ...
ayer
Deyanira Sánchez Raygoza publicó fotos
ayer
Deyanira Sánchez Raygoza publicó un estado
"Espacio Konsciente, SER O NO SER MAMÁ, "laTercera Mujer" da click y acompañame en esta entrevista https://youtu.be/PaRfrnyg9VU"
ayer

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio