Este es el día de fijar los términos y condiciones


Es necesario leer las etiquetas, fijar los términos y condiciones, considerar las letras chiquitas que vienen detrás de cualquier relación humana.

A cierta edad ya no es prudente dejarse llevar por un par de miradas cruzadas o un entrelazamiento inconsciente de piernas mientras se duerme con el corazón prestado en turno.

Porque uno nunca sabe cuando un  "te extraño amor " es un "te extraño a ti y a tus miradas", o solo el preludio de un "mi cama esta vacía y tengo necesidades fisiológicas".

Y desgraciadamente nadie viene con una etiqueta de advertencia bajo los calzones, entonces todo parece ser una fiesta de alegría y diversión, de sudores y palabras atoradas, de sueños guajiros acariciando realidades.

Y se evitan al máximo los vocablos post gozo del "y entonces, qué somos", y mejor se inicia el consabido juego de palabras sin fondos, de ilusiones efímeras y de besos prestados.

Solo así se alejan los enamoramientos imprevistos, con el clásico "luego nos vemos" que atrapa cualquier vestigio de ilusión y lo pone justo en el lugar indicado, en el sitio que dice "peligro, no tocar".

Leer los términos y condiciones no implica solo no hacer ciertas preguntas y poner etiquetas de cuidado a todas las personas, sino, darse cuenta del lenguaje no verbal y de ese momento exacto en el que las miradas se entrecruzan y se quedan fijas en los brillos de la pupila del en turno, para luego terminar, asustadas en algún otro punto del universo.

Estudiar las letras chiquitas debería entonces ser considerado como un deporte extremo, para encontrar los vacíos legales y tener el margen de operación preciso, ya sea para correr o quedarte, pero siempre debe haber espacio para cualquier clase de movimiento.

Sin embargo, las personas siguen naciendo sin ninguna clase de etiqueta que determine los cuidados que se les deben tener y se les sigue poniendo letreros de advertencia, no vaya a ser que un día, de buenas a primeras acaben instalados y sin ningún remedio, en algún lugar del corazón.



 

Vistas: 93

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio