Decidir, “your Choice”, suena bien, pero cuando tus decisiones afectan a otros, dónde quedan sus decisiones.  El eterno dilema “tu libertad termina donde comienza la mía” y yo no sé, pero prácticamente la vida me ha enseñado que hay libertades más amplias que otras y quienes pueden decir: tu libertad es “calladito te ves más bonito” “Puedes elegir entre rojo y amarillo, no hay más. (Aquí el peligro están en que luego se disfrazan de turquesa)”.

Nos rodean videos motivacionales donde la sensación después de sentir la manita que te señala desde la pantalla diciéndote “TÚ” eres el cambio, tú decides, comienza por ti provoca un “A huevo” (exaltación de orgullo mexicano, no me pregunten por qué). Entonces se nos olvida que esa misma manita antes dijo “I want you” en uno de los carteles más famosos de la historia, hecho comprobable con la infinidad de parodias elaboradas. Incluso cabe la posibilidad de que conozcas los memes y no el del Tío Sam, que por cierto, no es el cartel original.

Si antes te reclutaban para el ejército americano, ¿para qué nos están reclutando hoy? Para levantar multas a nuestros conciudadanos con una app, como sucede ahora en Buenos Aires, por aquello de que hay zonas donde las grúas no entran y no pueden supervisar que se cumpla la ley de tránsito. No suena mal, y seguramente mil veces “tú” has querido multar a quien estacionado en una zona azul perfectamente identificada se baja haciendo uso de todas sus facultades físicas y lleva consigo una familia que lo único que tiene en disfunción es el respeto por los otros. Pero con este tipo de medidas pienso: “Divide y vencerás” “Ojo por ojo y diente por diente” “La mejor censura es la autocensura”  regresar a los ciudadanos el control, porque el estado no puede, falló, eso sí, sigan pagando impuestos.  Desde mi perspectiva volvemos a la selva y una donde los mirreyes hacen casting a sus compañeras y tienen jaguares (¿no que a los circos ya les prohibieron tener animales? creo que deberíamos redefinir circo).  

Un circo sigue siendo el ser mujer en este siglo, porque está difícil encontrar discursos de equidad, la mayoría se disfrazan de empoderamiento y justicia femenina pero terminan siendo igual al machismo. “Antes amas de casa, hoy amas del mundo” (Slogan de un comercial radiofónico, no sé qué venden, seguramente electrodomésticos) Esa sencilla frase que escucho una y otra vez en la radio, demuestra que cualquiera se cuelga de los movimientos feministas para vender lo que sea, porque está in, de moda, es un HT trending topic y eso es equivalente al “TÚ” que disfraza, relativiza, distrae, comercializa con verdaderos problemas sociales. Problemas que ocasionan que existan personas que se sienten solas, insignificantes, defraudadas por el sistema que les prometió que merecían todo (jaguar incluido), que su decisión para demostrar que son especiales pasa por denigrar mujeres, a ellos mismos, rechazar diagnósticos médicos que le impiden volar, aprobar leyes mordaza porque el diálogo es un ejercicio que constantemente demuestra lo imperfecto que somos y eso no es posible, ellos son perfectos, especiales, quieren lo mejor para ti. “Tú” eres su decisión para destacar ¿para qué nos están reclutando? Insisto.

Nos quedan los hologramas, si eres persona no puedes manifestarte en España, pero hay un llamado hacerlo desde un tú virtual.

“Tú eres el cambio, el universo infinito que se expande en todas direcciones, tú decisión” y nos van arrinconando con el índice que nos señala desde las pantallas a vivir como seres virtuales: hologramas, opina en redes (pero tampoco te pases), manifiéstate con likes (pero cuidado con las fotos, no queremos ver menstruaciones o nada orgánico, recuerda, eres perfecto, virtual, inodoro, incoloro) No subas esos videos de muchachitas bailándote (hazlo en privado, recuerda que es el año del #HeForShe) Mujeres, es su decisión, su cuerpo (Usen el HT #VogueEmpower, olviden que las revistas de moda impusieron estereotipos de belleza. Tú decisión ser gorda o flaca, pero tú sabes que nosotros decimos en portada quién es bella)

Imposible que nuestras decisiones no afecten a otros, por supuesto, somos seres sociales. “El infierno son los otros” tengo mi dudas, sigo necesitando de los otros, el “Tú” me sabe muy ególatra, aislado y sin raíces, insisto nos disfrazan el “Divide y vencerás”.

Tú decidiste llegar hasta esta línea y mi tú lo agradece, ya somos un nosotros. Un nosotros que se sabe parte del sistema que cuestiona, que tampoco tiene respuestas, pero que no deja de preguntar o hacer sus intentos por más nosotros.

 

Vistas: 142

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Mujeres Construyendo el abril 1, 2015 a las 8:24pm

Gracias por esta aguda y sertiva reflexión Julia. Necesario cuestionar, siempre.

Un abrazo. 

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Yamil Aguilar

Escribe, déjalo en papel.

“La práctica de la escritura me exige que nada más lo haga realmente.”Cada día el convencimiento me…Ver más
Hace 2 horas
Entrada de blog de Red Nacional de Refugios AC

19 s, dos años.

Hoy recordamos el sismo del …Ver más
Hace 22 horas
Post de Red Nacional de Refugios AC
Martes
Entrada de blog de Erica Medina Serdán

¿Acabas de tener un bebé?

Durante el posparto las mujeres suelen experimentar diferentes tipos de emociones. Desde alegría y…Ver más
Martes

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio