El mal comportamiento fuera de horas de oficina.

Aunque normalmente prefiero mantenerme fuera de temas de política y religión, recientemente salieron temas de los comportamientos que tienen algunas personas que pertenecen a un partido o representan una congregación religiosa y que por su comportamiento, todo mundo opina que el partido o congregación que representan se ve dañado.

Cuando lo analizas detenidamente, suena injusto que por una persona que tiene un mal comportamiento, toda la organización se vea perjudicada. Sin embargo, cuando algo así pasa, las personas tendemos a relacionar esto con los valores de la organización.

Las medidas que dichas organizaciones toman para actuar cuando algo así se presenta, no me parecen mal;  porque son mensajes que mandan hacia fuera de que no están de acuerdo con lo que estas personas están proyectando.  Es una manera de comunicar que  les importa mantener su reputación alineada a sus valores y misiones como compañía.

Tu comportamiento y comunicación, tiene que ser congruente tanto con tus valores personales como con los de la empresa a la que perteneces.  No puedes asumir que una vez que sales de la oficina o que estás de vacaciones o fin de semana, puedes romper las reglas.  El riesgo es muy alto por que si tiene consecuencias como lo que pasó en Brasil,  no sólo te quedas sin trabajo, tu reputación como persona y los valores que te representan se ven afectados directamente. Hacer un camino sólido para proyectar una marca personal y tener una reputación  puede tomar mucho tiempo, pero en un segundo lo puedes perder.

Recuerdo que hace años, una persona hizo trampa en un juego de póker en un evento social de negocios,  al día siguiente lo despidieron.  En otra ocasión en un evento de fin de año, tomar demasiado alcohol, provocó un escándalo amoroso extra oficial durante la fiesta y al día siguiente los despidieron a los dos. No olvides que tu imagen debe ser congruente en todo momento, de lo contrario, aun cuando estés en tu día de descanso o viajando a otro lugar, no eres invisible, y eso refleja lo que realmente es importante para ti.  Si no eres consistente, las personas a tu alrededor van a dejar de creer y confiar en ti.

Esto aplica en todas partes, estudiante de una escuela, empleado de una organización, miembro de una asociación, partido o congregación religiosa.  Tener una imagen impecable en todo momento, habla de tus valores personales y lo que es importante para ti; saber alinearlos a los de tus organización, habla de las habilidades profesionales y de tu presencia ejecutiva.  Yo te quiero preguntar: ¿Realmente sabes qué te puede afectar cuando estás fuera de tu oficina?

Foto “© [MarkFGD] / [PhotoXpress]

Ale Marroquín, es consultor en imagen y protocolo de negocios. Certificada por la Asociación Internacional de Consultores en Imagen (AICI) como FLC (First Level Certificate). Con casi 20 años de experiencia en áreas de ventas y relaciones con clientes, Ale Marroquín, asesora a las personas para transformar sus habilidades en áreas de comunicación, liderazgo, comportamiento, actitud y apariencia profesional. Acelerando el potencial de las personaswww.alemarroquin.com twitter @a_marroquin

Vistas: 190

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Post de GABRIELA OLIVERA FLORES
Hace 43 minutos
La entrada de blog de Mujeres Construyendo se mostró en una publicación
Hace 22 horas
Coach Leticia López Vázquez publicó videos
ayer
La entrada de blog de Angie Contreras se mostró en una publicación

Ser niña jamás sea una limitante

El sector de la tecnología se caracteriza por la falta de diversidad de género en todos sus…Ver más
ayer

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio