EL DINERO Y LA RELACIONES DE PAREJA

Colaboración para el programa A Detalle en Global Media

15 DE FEBRERO DEL 2016

 

El amor es uno de los temas más mencionados en las conversaciones cotidianas, está en la esfera de lo privado, de aquello que sentimos, que nos hace felices, o … infelices, todo esto parece que sólo se maneja en lo subjetivo, hemos como sociedad construido que el estado ideal de los seres humanos es vivir enamorados y enamoradas.

 

La felicidad representa el gran reto de todas las personas, vivimos para serlo a lo largo de nuestra vida. En las relaciones de pareja esta felicidad siempre esta cimentada sobre el poder, el sexo y el dinero. El dinero representa poder, quien lo tiene cuenta con el dominio suficiente sobre otras personas, sobre su pareja.

 

¿Qué pasa cuando los recursos no son suficientes? Las dificultades y problemas que presentan las parejas la mayoría de las ocasiones está relacionada con el dinero, quien lo tiene siempre está en ventaja, pues logra tener el control, mientras que con la ausencia de dinero provoca que la pareja tenga que sujetarse a las reglas que le marca.

 

La mayoría de los conflictos de una pareja es por problemas con el dinero[1] , en nuestro país contar con un empleo no es suficiente para alcanzar un bienestar óptimo de vida, pues los sueldos son de los más bajos en América Latina y se requiere de buscar fuentes alternativas adicionales de conseguir ingresos, lo que implica una jornada de trabajo de más horas que signifique disminuir el tiempo que se puede pasar con la familia. Los gastos compartidos de una pareja para la manutención del hogar no son siempre equitativos y eso genera una buena parte de los conflictos.

 

 

De acuerdo con datos del INEGI, de cada 100 mujeres de un rango de edades entre los 15 y los 49 años, 58 están unidas[2] , ya sea casadas o en unión libre, 33 son solteras 9 están separadas, divorciadas o viudas[3]  , y la mayoría de ellas ha atravesado por una etapa de dificultades a consecuencia de no contar con los recursos suficientes para el sostenimiento de la familia, o bien porque es necesario dedicarle más horas a la jornada laboral en detrimento de la relación con la familia y en particular con la pareja.

 

Quienes se ven más desprotegidas a la hora de conseguir un empleo siguen siendo las mujeres, toda vez que se considera que muchas de ellas sólo trabajan para completar los gastos de la familia, cuando de acuerdo con datos del INEGI de cada 10 mujeres 4 son cabeza de familia.

 

La desocupación afecta más a las mujeres “ El incremento de la desocupación afecta más a las mujeres y a los jóvenes. La información al tercer trimestre de 2015 indica que la tasa de desocupación de las mujeres ha crecido de 7,7% a 8,2%. (…)” [4]  A ello le tenemos que agregar que la calidad del empleo no es óptimo, y no siempre se cuentan con todas las prestaciones que exige la Ley del Trabajo. Lo que en muchas de las ocasiones las mujeres prefieren dedicarse a alguna actividad por su cuenta propia. 

 

Los problemas de la pareja están estrechamente vinculados al dinero, las mujeres son las que llevan la carga más pesada pues además de hacer más aportaciones a los gastos de la familia, tiene que hacer creer a su comunidad que quien lleva más recursos a la casa es el hombre, por la carga cultural que implica todavía que el hombre sea el proveedor del hogar.

 

Advertimos que una de las necesidades que tienen las mujeres para poder tomar decisiones es que deben ser independientes económicamente, como cita Marcela Lagarde en su texto Claves Feministas para la Negociación en el Amor [5]   para estar en condiciones de establecer acuerdos con la pareja en la que se puedan tomar decisiones conjuntas, que les beneficien a ambos, se deben estar en las mismas condiciones económicas.

 

La desigualdad en el poder adquisitivo de hombres y mujeres, así como la desventaja social que tenemos al abandonar estudios, trabajo, etc.  por dedicarse la mujer al cuidado de la familia ha tenido un impacto en los sueldos que siguen siendo menores incluso en el mismo rango de responsabilidades.

 

Es difícil alcanzar la felicidad cuando no se cuentan con los recursos económicos suficientes en el hogar para su sostenimiento. Mientras las mujeres estén en una situación de desigualdad no podrán sobrellevar los conflictos emocionales que están relacionados con el aspecto financiero.

Vistas: 62

Los comentarios están cerrados para esta entrada

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Mariela Sanchez
ayer
Entrada de blog de Angie Contreras

Segundo IGFem México

Una de las conquistas que ha logrado el feminismo en la participación en la Gobernanza de Internet…Ver más
Sep 11
Entrada de blog de Andrea Casabella

El verdadero precio de los vuelos low cost

Los vuelos low cost permiten ahorrar dinero en los pasajes aéreos, eso está más que claro cuando se…Ver más
Sep 9
Entrada de blog de Angie Contreras
Sep 4

© 2017   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio