Hace un par de días un querido amigo que no veía hace un año me platicó del abrazo en el tango. Empezó a tomar clases hace ya más de 10 meses y ahora ama bailarlo. Me describió cómo se conectaban los corazones, se escuchaban las respiraciones y sobre todo se rendía la mujer frente al hombre para bailar. Me pareció maravilloso y recibí un abrazo que me abrió el corazón y me preparó para el abrazo de tango que recibí hoy.

Entré al café y lo vi ya ordenando algo, tres personas adelante de mí se interpusieron ese primer instante. Volteó, sonrió y caminó hacia mi para darme un abrazo que hasta ese momento entendí era un abrazo de tango. Me dejé acoplar a sus brazos en los que parecía caber perfectamente y su rostro quedó recargado en mi cuello como si al respirarme volviera a vivir, el abrazo se volvió casi interminable, dejé entrar el calor que recorría mi cuerpo sólo lo suficiente para poder sentirlo de vuelta. Han pasado ya varios años desde nuestro último café y en una plática en la que tratábamos de ponernos al día... nos quedo claro siempre hemos sido un amor a destiempo. Cada uno de nosotros decidió en momentos distintos podíamos intentar algo juntos pero de manera permanente el otro estaba involucrado con alguien más en cada encuentro... así que vivimos a destiempo.

Platicamos de nuestras vidas, sueños y lastres y él de su próxima Boda... esta sumamente enamorado y me queda claro ella lo hace ser más pleno cuando están juntos.

Sin embargo hoy era la última despedida antes de que dijera sus votos y en esta vida el capítulo quedara cerrado.

Me pidió averiguar cómo es que nos conocimos... se refería a otras vidas, de saber porqué había esta conexión. Tiene la cualidad de hacerme sentir la persona más importante del mundo cuando esta conmigo, nada más existe y sus ojos cambian y recuperan su chispa.

Me decidió acompañar al coche y le pedí un abrazo más para despedirme. El abrazo de tango se dejó sentir... ese abrazo en donde comienzas a sentir el latido del corazón del otro en donde las respiraciones se sincronizan y complementan, ese momento en que dos cuerpos embonan perfecto entre los brazos y se balancean como en un arrullo, en donde las almas se tocan por un instante y sólo sientes amor. Pensé que podía sólo sentirlo y dejarlo fluir. El peligro del abrazo de tango descubrí que cuando hay química te lleva irremediablemente a los labios del otro. La resistencia inicial me invadió y pensé no contestar pero cómo no decir adiós a un amor no vivido, a un si hubiera, a un tal vez. Cómo no agradecer la posibilidad ... el amor platónico... lo etéreo. Nos recorrimos con besos la cara y dimos gracias por la oportunidad, fue tan sólo una despedida a un amor a destiempo y decidimos que si no es en ésta, tal vez en la próxima vida.

Todavía siento sus manos en mi cara y veo el brillo de su ojo tras el fleco que colgaba y reflejaba algunas canas. Me invade una sonrisa y sólo puedo dar la gracias por la oportunidad de ese momento.

... Si hubiera no existe... Sólo ahora el recuerdo y la resolución ya asumida.

Vistas: 161

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales

 



Miembros

Última actividad

Post de Red Nacional de Refugios AC
Hace 2 minutos
Red Nacional de Refugios AC publicó un video

Nana Mendoza en nuestro primer concierto con causa

Durante todos los momentos que hemos compartido de nuestro primer concierto con causa “Voces por una vida libre de violencias para todas las mujeres”, hemos ...
Hace 20 horas
Deyanira Sánchez Raygoza publicó fotos
Hace 22 horas
Deyanira Sánchez Raygoza publicó un estado
"Espacio Konsciente, SER O NO SER MAMÁ, "laTercera Mujer" da click y acompañame en esta entrevista https://youtu.be/PaRfrnyg9VU"
Hace 22 horas

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio