DISEÑANDO TU INTERIOR. COACHING APLICADO A PROYECTOS DE INTERIORISMO

            El coaching es un proceso que a través del acompañamiento logra el cumplimiento de cualquier objetivo. Un coach puede aportar valor a la vida de la persona llevándola a concretar los proyectos que de otra forma solo serían vagas ideas en su mente.

            El coaching permite la creación de los espacios habitables por medio de estrategias que fomentan el desarrollo creativo. Como primer paso debemos realizar un análisis exhaustivo de lo que piensan las personas de sí mismas, cómo se describen, cuáles son sus preferencias, gustos, actividades, a qué dedican su tiempo, de qué creen ser capaces de lograr, qué es lo que las limita, qué es lo que consideran importante, etc. definiendo correctamente sus necesidades, en base a sus costumbres, creencias, valores y forma de vida.

            Es importante comprender que el subconsciente influye en las cosas que hacemos, cómo nos comportamos y sentimos. En la medida que experimentamos la vida, diariamente se va grabando una gran cantidad de información que conscientemente pasamos por alto, cada imagen, sabor, aroma, textura y sonido queda registrado en nosotros. Cada emoción que hemos sentido en nuestra historia también está inscrita en el cuerpo, de ahí viene la frase “el cuerpo tiene memoria”, el subconsciente también evoca los efectos que tienen los sentimientos para nuestro bienestar físico, emocional y mental.

            El estudio metódico, razonado y ordenado de una persona nos clarificará la lista de elementos a intervenir en el diseño de los espacios habitables, descartando por obvias razones intentos fallidos, reduciendo costos al poder crear desde el principio un espacio con un funcionamiento eficiente sin dejar de lado la estética, atendiendo el estilo y la personalidad de quien lo va a habitar, evitando así gasto innecesario tanto de energía como de dinero.

            Una vez que terminemos de puntualizar las características de cada persona que va a convivir en el espacio a diseñar, nos enfocaremos en la vocación del lugar: originalmente para qué fue construido, qué actividad se realizará, las medidas físicas, alto, ancho, largo, los materiales con los que está construido, acabados, iluminación, orientación, ventilación, accesos, instalaciones, etc.

            Para adornar y distribuir los espacios con armonía debemos elegir los elementos en equilibrio a la información recabada con anterioridad, este es el paso donde todos los aspectos resultantes del análisis realizado crean sinergia,  por lo que el resultado final es un sueño más hecho realidad.

Vistas: 149

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio