1) ENOJO: puede presentarse como rabia, irritabilidad o una sensación de que todo lo que te rodea puede producirte un gran disgusto. Todas estas emociones son realmente diferentes de cualquier otra que hayas experimentado antes, y por lo general, no las puedes controlar a pesar de que causan mucha culpa, vergüenza y una enorme preocupación.
 
2) CONFUSIÓN: también llamada “niebla mental”. Es una sensación de que nuestro cerebro no funciona adecuadamente. Hay dificultad para recordar cosas, para concentrarte, encontrar las palabras correctas, tomar decisiones o realizar actividades cotidianas.
 
3) PENSAMIENTOS ATEMORIZANTES: son intrusivos y muy difíciles de controlar. Generalmente están relacionados con la salud y/o bienestar del bebé, de nosotras mismas o de algún ser querido, pero pueden tomar cualquier otra forma. Pensamientos de “¿qué pasaría si…?, los cuales por lo común terminan con finales terribles, catastróficos, peligrosos y muy angustiantes. Algunas mujeres los describen como vivir teniendo pesadillas constantes.
Son el reflejo de que hay una elevada ansiedad que no ha podido tener una salida más adecuada o saludable.
 
4) ADORMECIMIENTO/INSENSIBILIDAD: pueden presentarse emociones extremas como tristeza, angustia, desesperación y miedo, entre muchas otras, pero también se puede experimentar una completa insensibilidad y/o falta de emociones.
 
Se experimenta un vacío, una desconexión de las cosas que antes importaban o como si se estuviera viviendo en una película pero no ser parte de ella.
 
5) INSOMNIO: cuando hay dificultad para conciliar el sueño, despertarse constantemente durante la noche, levantarse muy temprano y no poder volver a dormir o tener una mala calidad del descanso. Es una dificultad para dormir a pesar de estar total y completamente exhausta.
 
6) SINTOMAS FISICOS: desde dolores de cabeza, espalda, estomago, nausea, mareos, sudoración y un malestar general, hasta palpitaciones, taquicardia y ataques de pánico.
 
Si tienes alguno de estos síntomas o cualquier otro que te preocupe, es importante que pidas ayuda.
 
La DPP es un padecimiento que con el tratamiento adecuado, es temporal y se puede alcanzar una completa recuperación.
 
No estás sola, mereces ser feliz, mereces estar sana y mereces gozar de la maternidad.
 

Vistas: 16

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Carmen Alemany Panadero publicó una foto
ayer
Entrada de blog de Erica Medina Serdán

5 famosas que sufrieron DEPRESION POSPARTO

Existe todavía un gran estigma alrededor de esta enfermedad. Afortunadamente, algunas mujeres que…Ver más
ayer
Entrada de blog de Andrea Casabella

¿Cómo organizar una gran fiesta?

Con los últimos meses del año llegan los grandes festejos: los meses de calor son los preferidos…Ver más
Martes
Entrada de blog de Ale Marroquín
Martes

© 2018   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio