2014 un año de transformaciones


Se acaba un año más. ¡No! Se inicia la continuación de lo hecho, lo logrado y lo aprendido.
El 2014 se ha caracterizado por un montón de cosas que me han definido como lo que soy ahora. Me tenía reservadas varias novedades y las recibí con el corazón abierto.


Para comenzar, la vida en Antananarivo ha mantenido un balance que si bien me ha permitido sentirme más integrada, también me ha hecho lamentar más la situación. Y esto lo digo porque al estar más integrada, tuve la oportunidad de acercarme con más atención a la desgracia de este país. Por lo mismo, decidí desarrollar un proyecto, mi primer proyecto de consultoría “pro bono” ,con un grupo de señoras que hacen trabajos de caridad. Yo no creo en la caridad, y menos en un país que requiere de grandes proyectos y muchos logros. Al hablar de grandes proyectos, la gente se asusta, pero esos proyectos si son debidamente planeados, programados e implementados en corto, mediano y largo plazo, llegan a cristalizar en beneficios para la sociedad. Madagascar ya no necesita caridad. Necesita gente comprometida con una causa. La que sea. Llevar energía a las familias, agua a los más necesitados, que por cierto, son el 85 % de la sociedad. Necesitan grandes campañas de higiene, necesitan saber, ser educados, entender las normas mínimas de convivencia.


Y eso es lo que hice. Mi proyecto con estas buenas mujeres fue ayudarlas a implementar el programa de desarrollo sustentable para llevar agua a las comunidades que viven a 1 kilómetro de nuestras casas y que no gozan de ese beneficio. Éste es el proyecto piloto y con la buena voluntad y el apoyo de organizaciones no gubernamentales, conseguiremos llevar agua a 24 comunidades de la ciudad. Este no es un proyecto que termina con el 2014. Es un proyecto que inicia y que continuará hasta hacer ese sueño realidad.


En este año se cristalizó mi plan de crear una huerta en la Casa-hogar para niños maltratados. Ahora ya comen de sus productos y venden y comparten. Mi regalo de navidad fue darles una vaca para que ahora puedan, también ser autosustentables con lácteos. Me llena de orgullo que mi marido y yo hubiéramos podido cumplir con este sueño y dejemos a estos niños arropados.


Aprendí a ser mucho más compasiva. En marzo de este año que se apaga, pesqué una bacteria que me tuvo mal durante casi 6 meses. Y esto me hizo reflexionar en cuán afortunados somos los que tenemos los recursos para curarnos. Es una bacteria que a los malagasys los mata. No tienen cómo salir de ella y no tienen forma de, siquiera, saber que es. Este año vi morir a una buena amiga, joven, de un mal que en México se cura en consultorio. Una mujer de clase media, con recursos. No puedo explicar la impotencia que me da saber que el 60% de los males de los niños son por cuestiones gastrointestinales, que los llevan a los hospitales que no tienen ni agua corriente y que la mortalidad es enorme. ¿Qué hacer?


Son pequeñas cosas que me hacen ser más agradecida de lo que soy y de lo que tengo. De lo que tenemos en mi país que sufre y se desgrana por que no conoce lo que se vive en otros lugares. Y entonces soy más compasiva con ese, mi país, que no entiende lo extraordinario que es.


En este año tuve dos reencuentros maravillosos. El primero y más importante fue el de mi familia. Después de varios años de ausencia, me reuní con mis hermanas, las dos únicas que me quedan. Y con mi hermano menor y su familia. Los gocé enormemente. Me faltaron horas, días y mucho tiempo para disfrutarlos más.


El otro, el regalo enorme de haberme reunido con 5 de las 50 y tantas niñas que estudiamos juntas en el colegio desde kínder, después de más de 50 años de no vernos. Ahora todas con una vida, con hijos grandes y con problemas grandes pero resueltos. Con nietos, las más. Dedicadas a lo que sea, felices de vernos y regresar la mente en el tiempo para descubrir cuan grandes somos y que tan pequeñitas fuimos.


Con esto, me maravilló la tecnología y sus alcances. Esto sucedió a través de las redes sociales y a partir de ese momento se han venido uniendo más y más. Hicieron una tertulia en México y se reunieron como 20 más y ahora todas estamos en contacto cibernético. ¡Qué maravilla! ¿Qué nos depara la vida? Es todo un misterio.
Pasé 3 semanas en mi adorado México, estuve con la gente que quiero y que me quiere, disfruté a todas y cada una de mis amistades y parientes. Saboreé los manjares de los dioses, gocé y me imbuí de mis sabores y mis colores. De los olores y los ruidos de mi ciudad.


Ha sido un año de viajes en donde tuve la oportunidad de estar desde el confín más recóndito de África en donde el mar duerme, hasta la montaña más alta en Europa, el Dufourspitze en los Alpes suizos a más de 4.500 metros de altura sobre el nivel del mar. Ha sido un año de mucho amor durante el cual pude ver a gente que quiero en 5 continentes.


He conocido la maravilla de lo que hace la naturaleza en países como Namibia y Suiza, Francia, Sudáfrica, Nueva Zelanda. Porque la vida no sólo es acerca de la gente. También es acerca de la naturaleza que tiene una fuerza inenarrable. Que caprichosamente le regala diferentes climas que detonan un misterio en cada lugar que determina el carácter de su gente. Que delimita los confines del reino animal y que nosotros sólo somos un minúsculo fragmento de esta creación.


Qué gran año! Año de realizaciones y de iniciación de proyectos. Año de mucha compasión y de mucho amor. Año de mucho compartir y más por repartir. Me felicito por seguir viviendo sin dejar de maravillarme cada día con lo grandioso que es estar viva.


Feliz 2014 y que continúe y crezca ese sentimiento hasta toda la eternidad. ¡Bienvenido 2015!

Vistas: 104

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Ale Marroquín el enero 14, 2015 a las 8:52pm

Guadalupe:

Qué orgullo tus logros y lo que has vivido y hecho! Digna de mi admiración y de que por fa sigue contagiando todo eso que es grande por otros que lo necesitan más. Nos motiva a otros que de alguna forma u otra, compartamos con un granito de arena para ayudar a otros a mejorar. FELIZ AÑO y sigue compartiendo tus grandes aventuras.

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

Última actividad

Entrada de blog de Mariela Sanchez
Hace 2 horas
Entrada de blog de Angie Contreras

Segundo IGFem México

Una de las conquistas que ha logrado el feminismo en la participación en la Gobernanza de Internet…Ver más
Sep 11
Entrada de blog de Andrea Casabella

El verdadero precio de los vuelos low cost

Los vuelos low cost permiten ahorrar dinero en los pasajes aéreos, eso está más que claro cuando se…Ver más
Sep 9
Entrada de blog de Angie Contreras
Sep 4

© 2017   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio