Cuando salgo a correr con mi perro no sé quién lo disfruta más si él o yo. Amo la naturaleza, el concierto de los pajarillos, recostarme en el pasto, sentir el viento en mi cara y percibir los aromas; pienso, medito y paso tiempo conmigo misma. Siento como mi cuerpo se activa, como mis músculos reviven y mi corazón bombea sangre a tope. ¡Lo disfruto tanto!

¿Cuántas cosas en tu día disfrutas realmente? ¿Por qué no haces una lista? Es muy corta ¿Cierto? Nos despertamos y apenas y probamos bocado, ¿disfrutarlo? Jajajaja. Si ni siquiera dimos gracias por un día más. Al vestirte te ves al espejo y preguntas -¿Cómo me veo?- pero en realidad no te estás viendo a ti misma, estas pensado como te ven los demás, no aceptas la visión que refleja ese espejo y mucho menos la disfrutas. Al trabajo llegas harta, cuando se supone que es un modo de realización, o en casa, empezar de nuevo las labores, porque se supone que ese es tu papel. En el sexo, estas más preocupada porque no vean tu celulitis, porque no prendan la luz o de si tú pareja lo está disfrutando.

Las mujeres aprendimos por ósmosis nuestro rol de dadoras, de cuidadoras, de estar para los demás. Por lo tanto, en la lista de importancia de nuestra vida, nos ponemos al último. Y no solo todos están antes, sino que ocupan el papel protagónico y central.

Todo mundo sabe que el cáncer es una de las principales causas de muerte en las mujeres, aun cuando es detectable y curable a tiempo ¿Por qué? Porque la salud para las mujeres es un lujo. ¿No me crees? Haz memoria de cuándo fuiste a un chequeo, cuándo fuiste al dentista solo para revisión, cuántas veces has evitado al ir a consulta sintiéndote mal porque tienes “cosas más importantes que hacer”. Y estamos hablando de algo básico como es la salud, ahora no hablemos de disfrutar de lo que tú misma has ganado. Nos sentimos orgullosas de sacar a los nuestros adelante, pero cuando compramos algo para nosotras, apoco no decimos “voy a darme un lujito”, me pregunto, ¿Por qué gastar en ti es un lujo? No hablemos de cuidarte física y exteriormente, de hacer ejercicio, sentirte hermosa, invertir en ti tiempo y dinero, en tu mente, en alcanzar tus sueños. Si algo tan básico como tu bienestar es un despilfarro, el disfrutar es un verdadero insulto para la idea de “mujer” que la mayoría de nosotras tenemos en nuestra mente.

Pero como bien menciona mi mentor Cesar Jaimes –Las azafatas siempre recomiendan “Asegure su propia máscara de aire antes de ayudar a sus hijos con las suyas”- Tenemos una gran tradición de cómo deberíamos ser las mujeres, qué se espera de nosotras, pero ¿y tú? ¿Qué quieres para ti misma? ¿Qué es más importante que tu bienestar? La respuesta la tienes tú y en tus manos esta disfrutar de esta tu vida, única y ciertamente maravillosa. 

La nueva entrada de mi blog ¡A Disfrutar!

Las invito a leer, comentar y compartir.

"Seamos luz del mundo"
Cynthia Aguilar
Formadora en Inteligencia Emocional, Financiera y
Empoderamiento Femenino

 

Vistas: 69

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Cynthia Aguilar el septiembre 29, 2015 a las 10:07am
Gracias. Hermoso dia.
Comentario de Mujeres Construyendo el septiembre 25, 2015 a las 10:35am

¡Qué gran lección Cynthia! Gracias!

Contacto

info@mujeresconstruyendo.com

¡Síguenos en las redes sociales!

 



Miembros

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio