Tener dos trabajos a tiempo completo, tiene consecuencias emocionales de las que somos responsables.

3 sintomasReconocer que estas emociones son un factor para nuestro bienestar y el de nuestra familia, en los que vale la pena tomar acciones para trabajar en ellas todos los días.

“La culpa sirve en ocasiones para hacernos saber que las cosas no encajan en nuestras vidas, cuando necesitamos trabajar en ellas o cuando hemos hecho algo mal".

Seamos sinceras y el verdadero uso de la culpa lo hemos transformamos en una herramienta de autodestrucción, creando co-dependencia en quienes nos rodean.

Las mujeres llevamos la culpa a un nivel totalmente nuevo. Sentimos culpa porque no podemos ser al mismo tiempo súper mamas, profesionales exitosas, esposas glamorosas con cuerpos exuberantes y buenas servidoras sociales.

Detecta estos síntomas para determinar si sufres esta clase de culpa:

• Sentimientos de inferioridad: “otras mujeres sacan adelante todo esto, ¿por qué yo no puedo?”

• Sentimientos de inadecuación: “No tengo talento, mira todo lo que ella hace, es tan talentosa, pero yo no puedo hacer nada”.

• Sentimientos de martirio: “Todo lo que hago  es esperar a los demás, mi esposo, mis clientes, mis hijos. Nunca tengo tiempo para mí y si lo tengo, sólo logro sentirme culpable por ello”.

Aceptar y reconocer son el primer paso. Evitar esta culpa es el segundo.

Vive plena, se feliz y no permitas que nada ni nadie te lo impida.

3 Síntomas de culpa en mamás que trabajan

Puedes revisar otras publicaciones aqui

Vistas: 506

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Mujeres Construyendo para agregar comentarios!

Únete a Mujeres Construyendo

Comentario de Martha Elisa Rosales Godínez el abril 15, 2015 a las 10:25am

Wow que buen blog!! Así es, ahora que la mujer trabaja se siente culpable y no orgullosa por sacar a la familia del bache, cuando deberíamos de sentirnos muy orgullosas y especiales porque aparte de trabajar hay que regresar a casa a darle el segundo y hasta el tercer turno... creo que la culpabilidad se nos da por idiosincracia en la actualidad.. porque yo me pregunto... y "Las Adelitas" que se desprendían de sus familias e hijos para seguir a su hombre en la batalla, ellas ¿qué, les daban éstos síntomas? para nada, tenían a sus hijos y con todo y armas seguían a sus hombres a la guerra muy orgullosas.

Ojalá y dejemos de ser mártires para ser libres y sacar a nuestros hijos adelante, ¡¡pero con la frente orgullosa y en alto!!

© 2019   Creada por Mujeres Construyendo.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio